Loader
49 Feria Libro Málaga | Libros y feria
49 Feria del Libro de Málaga - La fiesta de las letras de nuestra ciudad
libro, malaga, málaga, feria, lectura, mar, oceano, puerto, palmera, palmeral, literarea, infantil, actividades, talleres, programa, diseño, pasión, expositores, literatura, feria libro, evento, música, poesía, recital, lectura, plaza de la merced, merced, costa del sol, book
17048
post-template-default,single,single-post,postid-17048,single-format-standard,bridge-core-1.0.4,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-18.0.6,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.7,vc_responsive
 

Libros y feria

Libros y feria

A espantar palomas y gorronear solapas, tomar el sol, saludar a conocidos y luego a tomar unas cañitas y conchas finas

La Opinión de Málaga. José María De Loma

Hoy se inaugura la feria del libro de Málaga. El escritor y periodista Juan José Téllez es el pregonero. Conocí a Téllez hace mil años, a finales de los ochenta en Puerto Banús. Nos convocó a un almuerzo de confraternización de plantilla la empresa editora del entonces nuestro periódico.

Yo era un jovenzuelo de apenas 16 ó 17 años, un intruso, que cortaba los teletipos que salían a borbotones por un maquinón. Con suerte, alguien me daba a «picar un teletipo». Contaba los días para irme a Madrid a estudiar periodismo. Téllez era el jefe de la delegación/redacción en el Campo de Gibraltar de aquel rotativo. Yo admiraba su soltura al escribir, aunque en aquel almuerzo admiré más las gambas y los postres. Los periodistas somos muy de pasar hambre, pero si se es protoperiodista en edad de crecer puedes comerte una mesa de Ikea o una butaca de aperitivo, ventilar docenas de gambas y un rodaballo y terminar, claro, con un buen bocata y dos milhojas. Puedo escribir, sin que aún haya sucedido, que Téllez ha dado un bello pregón. Pregón que tal vez no se llame así y sí discurso o conferencia o lección. Iré a darme una vuelta por la feria. Nótese el cambio de significado de esa frase: iré a darme una vuelta por la feria. Ahora es la del libro. A los 16-17 o a los veintitantos era la feria, feria, la del rebujito y el flamenco, las hormonas viviendo su vida loca y el resacón culposo. Las resacas también contribuyen a desarrollar la pasión lectora Leer más

 

No Comments

Post A Comment